¡AUXILIO! ¡AUXILIO! ¡AUXILIO!
AMIGOS MÍOS Y AMIGOS DE LO AJENO:
AYER, 28 DE JUNIO, DEJÉ ESTACIONADA MI LEAL YEGUA, EXPLORER VIEJITA, FRENTE AL MUSEO DE ANTROPOLOGÍA DE XALAPA. RESULTA QUE UNA DE LAS PUERTAS NO CIERRA DE MANERA AUTOMÁTICA Y POR UN DESCUIDO QUEDÓ ABIERTA.
ME ROBARON MI APARATOSO MALETÍN EN EL QUE PORTABA MIS ANTEOJOS DE LECTURA, ALGUNOS PAPELES INTRASCENDENTES Y EL RECONTRAÚNICO EJEMPLAR DE MI NOVELA BREVE HISTORIA DE TODAS LAS COSAS. Y RESULTA QUE DE ESE LIBRO DEPENDE EN ESTE MOMENTO MI VIDA, PUES LO ESTOY CAPTURANDO Y REESCRIBIENDO CON EL OBJETIVO DE QUE SE CONVIERTA EN MI OBRA MAESTRA -LA OBRA MAESTRA DEL FIN DE SEMANA, DICEN MIS AMIGOS-. SI ALGUIEN TIENE UN EJEMPLAR QUE ME PRESETE, ME COMPROMETO A INVITARLO A ESTOCOLMO CUANDO ME ENTREGUEN EL PREMIO NOBEL. ¡URGE!
MARCOTE






Marco Tulio Aguilera