URSÚA

Por fin una buena novela

Hacía ya bastante tiempo que no leía una buena novela colombiana. Ya había leído comentarios de Ursúa, de William Ospina (Alfaguara, Colombia...por fin Alfaguara le atina a publicar un buen libro). Ya había leído la mitad del manuscrito en casa de Mario Rey. Es una obra de corte épico, emparentada con la Ilíada y la Odisea. Relata las aventuras de un mozalbete español que llega a tierras americanas y con voluntad, tesón e impiedad persigue los sueños de oro y aventuras de los conquistadores. Precedente: Aguirre: la ira de Dios. Bien escrita, muy bien escrita, plagada de poesía, con un conocimiento sorprendente de la historia y un don de la narración verdaderamente envidiable. No me sorprende que un alto poeta como William haya podido escribir semejante obra de arte. William mismo es un tipazo que lo mismo canta rancheras con gran sentimiento y muy bien entonadas, que recita en francés todo Baudelaire o canta las inolvidables canciones de Edith Piaf. William es el tipo ideal para acompañar una buena y luminosa borrachera. Ahora entiendo por qué García Márquez le da a leer sus manuscritos y por qué es en la actualidad uno de los intelectuales más respetados en Colombia.William es como el Monsiváis colombiano: está en todas partes, emite discursos sobre cualquier tema con gran propiedad, preside grandes concursos y según parece está triunfando por lo alto en varios países de Europa. Felicidades, William: semejantes logros y obras semejantes sólo son imaginables en una persona de enorme disciplina y gran amor al arte y a la vida. Alístate, William, que comenzarán a surgir enemigos como moscas.

Marco Tulio Aguilera