Noticias recientes de MT

     
Con motivo de la aparición reciente de la exitosa película La forma del agua, del mexicano Guillermo del Toro,  que tiene un título muy parecido al de mi novela,  Formas de luz,  y para evitar equívocos, he decidido cambiarle el título a mi obra: se llamará El sentido de la melancolía, que tal era el título anterior al premio (generalmente los autores tenemos media docena de títulos posibles). 
      Aunque a Formas de luz se le concedió el Premio Bellas Artes de Novela 2017 en México con ese título, cuando aparezca publicada a mediados de este año lo hará con el título El sentido de la melancolía. Los dos títulos me gustan pero El sentido de la melancolía me parece mejor: por una parte porque se refiere a que la melancolía tiene un sentido, una razón de ser, un papel importante en la vida del hombre. Y por otra porque me parece que la melancolía es un sentido como puede ser el tacto, la vista o el oído.
      Lo de la entrega del premio ha sido un largo tango que quizás termine el 2 de febrero, cuando el gobernador de Michoacán y Geney Beltán, director de Literatura del Instituto de Bellas Artes de México,  me entregarán el diploma, que colocaré en mi pared orgullosa e inverecundamente al lado de los diplomas del Premio Nacional de Cuento que me dio Bellas Artes en San Luis Potosí
y del Premio Nacional de Cuento Infantil, que me dieron Bellas Artes y el estado de Campeche... completando así mis tres premios Bellas Artes en México. (Y sin vergüenza alguna les comento que he recibido en total 26 premios que me han hecho bastante feliz y me han permitido algunos deleites mundanos, familiares y provincianos). 
     La otra novela mía que debe salir pronto se llama La honesta lujuria, que curiosamente también sufrió cambio de título. Inicialmente se iba a llamar Doctor Amóribus. Es una especie de divertimento o novela en broma en la que el protagonista es una caricatura de don Juan, un "consultor erótico y sentimental".

Marco Tulio Aguilera

No hay comentarios:

Publicar un comentario