AGUSTIN DEL MORAL Y LA CARRERA DEL SIGLO

NUEVO EDITOR Y EL FRACASO DE MISTERCOLOMBIAS




Nuevo editor en la Veracruzana y el fracaso de Mistercolombias

Hoy cinco de marzo de 2009, regresando de la carrera del FESAPUV sudoroso, en pantaloneta, con mis rodilleras anticondromalásicas, con mi camiseta de color amarillo pollito chillón y mi número 407 en el pecho y sobre el número mi medalla de bronce, con mi gorra de El pollo que no quiso ser gallo, encuentro en la oficina de la Universidad Veracruzana una multitud de escritores, autoridades universitarias, académicos, investigadores, periodistas, con su correspondiente copa de vino en las manos y me doy cuenta que me he perdido de algo interesante. Se trata de la despedida del querido y volátil jefe Joaquín Díez-Canedo y la llegada a la Dirección Editorial de Agustín del Moral, escritor veracruzano y amigo. Aunque no estoy contento con la salida de Joaquín --que ahora es director de el Fondo de Cultura Económica, la editorial serie más importante de México-- puedo respirar aliviado: no pusieron al frente de la Editorial a ningún personaje nefasto, como temía. Otra vez Raúl Arias Lovillo, nuestro rector, supo capear al toro del azar, que le pone una prueba tras otra. Pienso que Agustín puede sostener las riendas de nuestra editorial con firmeza y llevar a buen término varios proyectos --las ediciones, la Feria del Libro, el Taller de Novela que espero emprender pronto, y torear a tanta gente que se acerca a la Editorial. (Espero que Agustín continúe con los planes de Joaquín, que incluyen. 1. La tercera edición de Mujeres amadas. La primera reimpresión de Poéticas y obsesiones. Encuentros con García Márquez. 3. La primera edición de Maelstrom: el hoyo negro. 4. La presentación de estos libros en la Feria de Guadalajara. 5. El taller mencionado.
Sigue...
Con respecto a la carrera de 3000 metros he de decir que fracasé. Sólo alcancé el tercer lugar, un diploma y una bella medalla. No hubo reinas de belleza. Digo que fracasé porque estaba preparado para ganar. El caso es que creí que la carrera iba a comenzar media hora más tarde de lo propuesto y llegué justamente a las nueve de la mañana. Tuvieron que aplazar la salida para que me quitara los pants y la chamarra. De modo que no pude calentar. Lo que hice fue calentar en frío; es decir, salir rápidamente al frente del pelotón durante 400 metros y luego amaninar el paso para no reventar. Gracias a puntear durante los primeros 400 metros logré uno de mis propósitos: salí en la foto de partida. Como mis amigos saben y mis enemigos sufren, a MT le gusta ser protagonista hasta de los baby showers. Ya sin bromas: estoy contento con el tercer lugar. La medalla es mucho mejor y de mayor calidad que el trofeo del segundo lugar que gané en la misma carrera hace dos años; y es todavía mejor que el cuarto lugar del año pasado. Espero que mis amigos me manden fotos de la carrera para subirlas al blog... Faltan también las fotos de mi provecta fiesta de cumpleaños. En cuanto my wife las pase de la cámara a la computadora las pondré en el blog. El caso es que en asuntos informáticos soy altamente inepto, como sabe Isaías Peña. Mi asesora en asuntos bloguísticos desertó y ya no me aprecia. Lástima. Es buena persona y su blog "Apostillas" es de lo mejor.

Marco Tulio Aguilera