EN TIEMPOS DE PESTE


LA GRIPE PORCINA EN XALAPA


El Distrito Federal convertido en ciudad fantasma, los vagones del metro casi vacíos, las calles solitarias, genes enmascaradas mirándose con desconfianza, reportes sobre muertes y contagios cada quince minutos, todo ha sido aplazado, los conciertos, las conferencias, las películas, los diputados sesionan en una sala desinfectada, usan guantes y bozales, los obreros tienen permiso para faltar a sus trabajos (el gobierno ha prometido pagar a los empresarios), todos los estudiantes en sus casas. En el DF casi nadie sale a la calle. Muchos chilangos han escapado como ratas de la ciudad: han ido a refugiarse a hoteles en Veracruz o Acapulco. En Xalapa la gente parece tranquila, como si estuviera en vacaciones. La universidad sigue pagando los sueldos pero uno se pregunta hasta cuándo. Yo sigo leyendo Lord Jim con una intensidad y una tranquilidad que nunca había tenido. Me impresiona mucho la lectura. Espero escribir algo sobre el tema: un hombre virtuoso que comete un error, un pecado, y decide huir a refugiarse en el último rincón del mundo, en lugar de quedarse en su mundo a seguir expiando su pecado eternamente. Lo único que me saca de mi estudio es el basquetbol. Ah, también, las compras de supervivencia. En las fotos estoy con mi cubrebocas, cosido en casa.

Marco Tulio Aguilera